Para que sirve la Fucoxantina

La fucoxantina es un pigmento vegetal que se encuentra en la mayoría de las algas pardas, así como en algunas otras fuentes marinas. De uso reciente, parece ser un agente muy prometedor para la pérdida de grasa en las articulaciones y para mejorar la salud.

Propiedades de la Fucoxantina

La fucoxantina se ha utilizado como fármaco antiinflamatorio desde la antigüedad porque tiene propiedades que pueden combatir la inflamación en el cuerpo, particularmente las causadas por lipopolisacáridos.

Es una sustancia natural procedente de algas pardas como el wakame o el hijiki. Es un carotenoide, es decir, un pigmento vegetal con efectos antioxidantes.

Es una xantofila, es decir, una molécula con una estructura similar al betacaroteno y la vitamina A; pero que no tiene una actividad similar a las vitaminas en el cuerpo.

La fucoxantina, a través de sus metabolitos, parece almacenarse en las células grasas durante un período de tiempo prolongado y puede inducir la pérdida de grasa al tiempo que inhibe la diferenciación y proliferación de las células grasas.

Aunque solo se ha publicado un estudio en humanos, parece ser un agente prometedor para la pérdida de grasa no estimulante, pero requiere tiempo para funcionar (5-16 semanas).

También posee otros beneficios para la salud, como corregir anomalías en el metabolismo de la glucosa en el tejido muscular, lo que puede ayudar a los diabéticos. Se han observado reducciones en la presión arterial y reducciones tanto en las reservas de grasa hepática como en los valores de las enzimas hepáticas con la suplementación con fucoxantina en humanos.

Beneficios de la Fucoxantina

Obesidad

La fucoxantina se muestra prometedora en el tratamiento y la prevención de la obesidad, según una revisión de investigación publicada en 2015. En su análisis de estudios experimentales publicados anteriormente, los autores de la revisión encontraron que la fucoxantina puede combatir la obesidad de varias maneras:

  • Puede inhibir la acumulación de grasa abdominal mediante el aumento de la tasa metabolica
  • quema de grasa más rápido
  • bloquea la generación de grasa adicional en el cuerpo; esto conduce a la descomposición de la grasa existente.
  • reduce la acumulación de grasa en el hígado.
  • puede afectar los niveles de leptina del cuerpo (una hormona esencial para el control del hambre), reduciendo así el apetito.
  • aumenta de los niveles de energía y resistencia del individuo.

En un ensayo clínico en 151 mujeres obesas no diabéticas con enfermedad del hígado graso no alcohólico, la fucoxantina (0,8-4,0 mg) y el aceite de semilla de granada aumentaron la pérdida de peso y redujeron la grasa corporal y hepática.

Como funciona la Fucoxantina

Como ya comente, la fucoxantina es una xantofila; aunque es estructuralmente similar a la vitamina A, no se comporta como las vitaminas; si no que se almacena en las células grasas, teniendo la capacidad de hacerlo durante un período de tiempo prolongado, y de esta manera, puede restringir la diferenciación de las células grasas provocando así, que estas, no puedan aumentar de número. De esta manera, al hacer cualquier actividad física se pierde grasa.

Aparte de esto, se sabe que el extracto de fucoxantina aumenta los niveles de adiponectina y el número de receptores adrenérgicos beta 3 en el cuerpo, los cuales contribuyen a aumentar la tasa metabólica.

Además, se ha reportado que el consumo de la fucoxantina para adelgazar:

  • Aumenta los niveles de serotonina que mejoran el estado de ánimo del individuo.
  • Ayuda en caso de diabetes; se cree que lo hace aumentando la sensibilidad del cuerpo hacia la insulina o permitiendo la absorción de glucosa en sangre por los músculos esqueléticos.
  • Parece tener propiedades anticancerígenas que podrían suprimir los tumores. Lo hace al prevenir ciertas vitaminas que ayudan en el aumento de células cancerosas.
  • También parece acelerar la tasa de crecimiento de las células formadoras de hueso y retardar la producción de células que destruyen los huesos, mejorando así eficazmente la salud ósea.

Usos de la Fucoxantina

  • Pérdida de peso
  • Quemagrasas

Contraindicaciones de la Fucoxantina

Las mujeres embarazadas y en período de lactancia no deben tomar fucoxantina.

En algunas personas se ha observado:

  • Dolores de cabeza después de su consumo.
  • Problemas gástricos, diarrea y estreñimiento durante su consumo.

El consumo de algas puede elevar los niveles de yodo. La ingesta excesiva de yodo interferir con la función de la glándula tiroides.

En dosis altas podría aumentar el colesterol.

No consumir si tiene problemas de hígado, tiroides, hipertensión, hiperglucemia o enfermedades respiratorias.

No consumir si esta tomando medicamentos recetados, a menos que un médico les permita consumirlos.

La fucoxantina puede inhibir una enzima responsable del metabolismo de aproximadamente el 45-60% de los medicamentos recetados. Esto puede mejorar los efectos de los fármacos al aumentar sus niveles en sangre, pero también reducir su activación.

Los siguientes fármacos son metabolizados por esta enzima (CYP3A4), lo que significa que la fucoxantina puede afectar su eficacia:

  • Opioides como sufentanilo y metadona.
  • Inmunosupresores como ciclosporina, tacrolimus y sirolimus.
  • Fármacos antihipertensivos como felodipino y nifedipino.
  • Fármacos anticancerosos como endoxifeno, tamoxifeno y sunitinib
  • Sedantes como midazolam
  • Fármacos para reducir el colesterol (estatinas) como simvastatina, atorvastatina y lovastatina
  • Antibióticos como eritromicina
  • Corticosteroides como propionato de fluticasona

Share

Productos relacionados